El titular de esta entrada es muy “terrible” pero nada más lejos de la realidad. Asi que os vamos a contar la triste história de alguien que no creia necesario invertir para nada o simplemente lo justo en su infraestructura informática.

Una empresa de unos pocos empleados apenas 3 utilizan ordenador para realizar su trabajo. en su dia nos pidió consejo porque el equipo que hacia de servidor de ficheros, del programa de facturación ecétera iba muy lento y muchas veces se apagaba solo. Asi que decidimos abrirlo in situ y observamos una cantidad de pelusas de polvo enormes correindo por el ordenador. Resulta que desde hace 10 años no han hecho ningún tipo de mantenimiento en los equipos, ni formatear, ni instalar actualizaciones… Como os podeis imaginar hasta aqui seria algo desgraciadamente bastante normal entre las pymes, pero lo peor no era eso…. Le hacemos la limpieza con aire comprimido de los equipos y todo vuelve a funcionar e incluso notamos que tarda algo menos en arrancar el Pc.

Estuvimos hablando de las copias de seguridad, si se estaban haciendo o al menos comprobando que se pudieran restaurar sin problemas.. Pero la sorpresa cuando nos respondió que no le hacia falta hacer esas copias de seguridad en un disco duro USB o pendrive, que el “no necesitaba eso”. Que como somos informáticos ya se lo resoldremos si falla.

Desde luego un poco por no decir bastante temerario este cliente. Como no conseguimos convencerle de la necesidad urgente de realizar almenos una copia de seguridad, nos fuimos.

Un par de meses más tarde, justo al cabo de unos dias despues de una fuerte tormenta, el mismo cliente se pone en contacto con nosotros. Preocupado nos indica que desde el dia de la tormenta, el equipo se apagó y ya no ha vuelto a arrancar.

Así pues le pedimos que nos traiga el equipo. Lo primero y bastante normal, es que la fuente de alimentación ha quedado quemada por una subida de tensión. Procedemos a cambiar la fuente pero el equipo sigue igual, no arranca…

Decidimos de sacar el disco duro de su equipo y colocarlo en otro PC, para como mínimo acceder a los archivos y poder hacer una copia de seguridad.

Bien, la copia de seguridad estaba hecha, se podian acceder a todos los documentos, por lo que eso ya estaba a salvo. Pero… ¿y el programa de facturación? Ay amigos… El programa de facturación solo conseguimos instalarlo en una maquina actual con windows 10 y dando algún que otro error de librerias porque como era una versión muy antigua y no habian querido pagar el mantenimiento de actualizaciones… la aplicación no funcionaba al 100%. Despues de varios dias conseguimos arrancar la aplicación sin errores, pero la base de datos se habia corrompido, por estar en uso en el momento del apagón… Aqui nuestro cliente se le revolvian las tripas, sudando de los nervios porque habia perdido toda la facturación.

En este momento nos recordó lo que le habiamos comentado en su dia de hacer las copias de seguridad y se arrepintió demasido tarde…

Al final decidió aconsejarse por nosotros y tomó todas las medidas necesarias para que esto no le volviera a pasar.

Cabe decir que nos llevó tiempo, pero al final pudimos extraer los datos de la base de datos, no todo, la verdad, pero más vale algo que nada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies